La odisea de tomar pastillas

 

Seguramente te ha pasado que alguna vez te has enfermado y te han recetado medicamentos: ampolletas (son a las que más miedo les tengo), pomadas, jarabes, cápsulas o pastillas. Aún tengo el recuerdo claro de cuando era niño y mi mamá nos daba un jarabe muy famoso como suplemento vitamínico, tenía aceite de hígado de bacalao que le daba un sabor horrible. Era una pesadilla tomarlo, pero decían que era muy bueno, en fin…


En ocasiones cuando tomas pastillas éstas se disuelven antes de tiempo en el esófago y dejan un sabor muy desagradable, a veces hasta provocan reflujo. Hace unos días leí un blog médico que hablaba de un instructivo para tomar una pastilla, imagínate; diez cosas que debes hacer para tomarte una simple pastilla en forma correcta.


Afortunadamente la industria farmacéutica y de los suplementos alimenticios está avanzando y ahora se encuentran en el mercado muchos productos en presentaciones más amigables, que facilitan el tomarlos. La que a mí más me gusta son las gomitas, ya que me da la sensación de que estoy comiéndome un dulce. Hay una variedad impresionante y créeme que he probado muchas, de diferentes marcas, sabores e ingredientes. Te he de confesar que algunas están incomibles ya que me dejaron un sabor muy desagradable en la boca y en el otro extremo están unas tan sabrosas que debes poner atención para no terminarte la botella en una sentada.

Cuando Bappy creó su línea de gomitas con suplementos realizó muchos estudios, pruebas y mezclas hasta lograr unas gomitas de excelente calidad, con sabores exquisitos y con la cantidad precisa de suplemento para aportar a tu cuerpo lo que necesita.


Hoy quiero hablarte de qué hace diferente a las gomitas Bappy, porque, como decimos en mi pueblo: “hay niveles”.


1. Son gelificadas con pectina. La pectina es una fibra que está presente de manera natural en muchos tejidos vegetales y en las frutas. Las gomitas Bappy NO contienen grenetina, que proviene del colágeno de los huesos, pieles y cartílagos de algunos animales.


2. No contienen azúcar añadida.


3. Todos los saborizantes y colorantes son 100% naturales.


4. Su consistencia es deliciosa y la comes fácilmente, no es chiclosa ni se pega en los dientes.


Como bien sabes tenemos dos líneas:


Bappy:


  • Fibra. Sabor té verde y jugo verde, que te ayuda a ir al baño de manera natural, sin retortijones ni diarrea.

  • Buenas noches. Sabor miel y manzanilla, es una combinación deliciosa que te relaja de tal forma que induce un sueño reparador, no amaneces con sensación de adormilamiento. Al no ser un somnífero la puedes tomar durante el día si estás bajo mucha presión o estrés.

  •  

    Bappy Kids:


  • Prebióticos más Probióticos. Su sabor a tamarindo la hace la favorita de los pequeños (y de los mayores también). Los prebióticos son fibras vegetales que estimulan el crecimiento de las bacterias sanas del intestino que son los probióticos. Esta combinación ayuda a la flora intestinal.

  • Inmunológico. Sabor tutti frutti, una mágica combinación de colores y sabores que aporta los esenciales para el fortalecimiento del sistema inmune. Contiene betaglucano, zinc y vitamina C.

  •  

    Tomar tus suplementos no tiene porqué ser una odisea, da a tu cuerpo lo que necesita de manera deliciosa.

    Da click aquí para conseguir tus gomitas Bappy.


    Espero tus comentarios y sugerencias.



    Marco de Bappy.


     

     

     

    Deja un comentario